¿Quieres vivir la experiencia del running? 🏃‍♀️🏃‍♀️¡Te acompañamos desde el KM 0! 💕

Cami Campos: "Lo hice, lo hice, lo hice!"

El running y yo

Desde el colegio que el running y yo no éramos amigos. Recuerdo el odio que le tenÍa a el test de Cooper o de Navette, no recuerdo que me haya ido mal pero sufría mucho en el intento. Desde el colegio nunca mas volví a trotar, hasta un año en la universidad dije voy a salir a trotar, esto como un desafío y ver qué pasaba. Salía algunas mañanas o tardes según los horarios de la U, con cualquier ropa, unas zapatillas que encontré en el closet de mi mamá y listo ✅  Según yo iba perfecto, hasta podía decir que lo estaba disfrutando, nunca supe de ritmos ni nada, era simplemente correr de un punto a otro. Todo iba bien hasta que se me ocurrió hacer un trail, el famoso Endurance Challange, estaba súper motivada pero cero preparada, de nuevo cualquier zapatilla, buzo, polera y chao. Partí, los primeros 2 o 3 km todo bien, hasta que empecé con un dolor insoportable en la rodilla, seguía entre corriendo y caminando según podía, hasta que llegó un punto que no pude más, me senté en una roca a llorar entre dolor, frustración y miedo porque estaba sola en el cerro. Apareció otro competidor que también venía medio cagado y empezamos a avanzar juntos, entre gateo y caminar FUE HORRIBLE! Después de esa experiencia quedé muy traumada y además me diagnostican condeomalacia rotuliana grado 3 en ambas rótulas y me dicen “no podrás volver a correr” en ese momento fue un alivio, porque tenía cero intenciones de volver a hacerlo, quedé traumadisima.

Pasaron años de hacer otros deportes, desde Zumba, pasando por Crossfit y calistenia. Hasta que el 31 de diciembre del 2015, como todas las noches de año nuevo, me propongo un desafío que en ese momento parece ser inalcanzable, y ese año fue “voy a correr un triatlón” donde mi nado era chapoteo, pedaleo como medio de transporte y correr con trauma. Averigüe y en marzo me inscribí a un club de triatlón, con gente pro de verdad y yo cachando cero.

Ese 2016 fui extremadamente matea, entrené como nunca, hice mucho caso a las recomendaciones de mi kine para no sufrir de la rodilla, me molestó varias veces pero no pararía hasta conseguir mi meta, ese mismo año debuté en triatlón en la distancia 1/4 de Ironman (900 m nado / 45km bici / 10 k trote), en el agua nadé para arrancar de las toninas que había visto antes de entrar, la bici estuvo mejor pero con una subida infernal, y el trote... uf que sufrí jajajaa pero en el momento de cruzar esa meta, lo primero que pensé fue “lo hice, lo hice, lo hice” casi me pongo a llorar porque ya nada importaba, todo el esfuerzo había valido la pena y había logrado mi meta 🙌🏻  estaba feliz y motivada y quería más!

Foto www.trichile.cl 

Estuve un par de años entrenando triatlón donde logré terminar 6 triatlones, incluidos dos 70.3: uno en Rio de Janeiro 2017 y mi último triatlón el famoso y temido Pucón 2019 💜 

Con confianza en tí, ganas, motivación y constancia puedes hacer lo que tú quieras! Aunque hoy parezca imposible ✨

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados