Derribando mitos de la alimentación

Hola! Cómo están? Últimamente hemos tenido algunas preguntas relacionadas a la alimentación y a afirmaciones que dice la gente en relación a bajar de peso. Por eso, conversamos con la nutricionista Camila Parada quien nos derribó algunos mitos y errores que existen en la sociedad, los cuales pueden producir cambios en la conducta y hábitos de muchas personas, pudiendo ser perjudiciales para la salud. Sigan leyendo porque varios los hemos escuchado más de una vez!

Pensar que una pauta de alimentación debe ser igual para todas las personas es incorrecto, ya que cada una tiene diferentes requerimientos energéticos, que son en base a su peso, estatura, edad, actividad física, composición corporal (masa muscular y masa grasa) y enfermedades asociadas en el caso de que existan.

En la actualidad, gracias a la evidencia científica, es posible desmentir ciertas creencias erróneas que existen. Es por esto, que a continuación les dejo algunos mitos y verdades respecto a la alimentación:

1.“Comer cada 2-3 horas aumenta el metabolismo”.

FALSO. El metabolismo basal es la cantidad de energía mínima que necesita el cuerpo para mantener sus funciones vitales de manera adecuada (respiración, digestión, etc) y depende principalmente del tamaño y composición corporal, además del sexo y de la edad. Estudios han comprobado que lo que acelera el metabolismo basal es el desarrollo de masa muscular, ya que necesita más energía para mantenerse que la masa grasa.

2. “Hay que dejar de comer carbohidratos para poder bajar de peso”.

FALSO. Los alimentos que contienen carbohidratos deben ser un componente fundamental en nuestra alimentación, ya que es la primera fuente de glucosa que capta el organismo para obtener energía a nivel cerebral y muscular. Debemos consumirlos en la medida que los requerimos (al igual que las proteínas y grasas), porque un consumo excesivo de cualquier alimentos nos va generar un aumento de peso.

3. “Los alimentos light son sanos y no engordan”.

FALSO. Se ha visto que las personas tienen un concepto errado de este tipo de alimentos, ya que tienden a confundir lo light con cero calorías. De acuerdo con el Reglamento Sanitario de los Alimentos (RSA), un alimento puede ser catalogado como “light o diet” cuando su aporte de calorías, grasas, azúcares, colesterol o sodio, es menor en comparación con el alimento original y se debe especificar en el etiquetado nutricional. Muchas veces estos alimentos tienen una gran cantidad de aditivos para lograr clasificar como tal, que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. No por el hecho de que sean “light” se pueden comer de manera libre. Su consumo debe ser de manera controlada al igual que todos los alimentos.     

4.“Los alimentos integrales tienen menos calorías que los normales”.

FALSO. Generalmente los alimentos integrales suelen contener cantidades muy similares de calorías al producto no integral e incluso a veces tienen mayor aporte de energía. Lo que realmente diferencia a estos alimentos de los blancos, es que los integrales poseen una mayor cantidad de fibra, lo que prolonga la sensación de saciedad, regula el azúcar en sangre y favorece el tránsito intestinal de las personas. Pero ojo con los alimentos integrales que existen en el mercado, siempre debemos leer los ingredientes de los productos para saber si realmente es lo que nos están vendiendo.

5. “El tomar mucha agua ayuda a bajar de peso”.

FALSO. El agua es fundamental para las personas, ya que nos mantiene hidratados y aporta electrolitos necesarios para las diversas funciones del organismo, pero esto no significa que al aumentar el consumo de agua vamos a perder peso. Es importante considerar que cuando una persona tiene una alimentación rica en jugos y bebidas azucaradas y comienza a reemplazarlos por agua, claramente va a existir una baja de peso, por que el aporte de calorías entregadas por el azúcar ya no estarán.

En base a lo mencionado anteriormente, debemos ser más conscientes e informarnos de todo lo que nos dicen acerca de la alimentación. Si queremos cuidar nuestra salud, mantener o mejorar nuestro estado nutricional y tratar enfermedades, debemos asesorarnos por los profesionales de la salud correspondientes.

Si quieren saber más de la Cami síganla en su Instagram @nutricionista.camilapara y también pueden agendar una hora con ella en @motioncenter!

Un abrazo ? Runbella

Bibliografía:

*Ministerio de Salud, República de Chile. Reglamento Sanitario de los Alimentos. Decreto N°977/96, actualizado Diciembre 2017. *Iglesias C, Villarino A, Martínez J, Cabrerizo L, Gargallo M, Lorenzo H, Quiles J, Planas M, Polanco I, Romero de Ávila D, Russolillo J, Farré R, Moreno J, Riobó P, Salas-Salvadó J. Importancia del agua en la hidratación de la población española. Nutr Hosp. 2011;26(1):27-36. *Palmer M, Capra S, Baines S. Association between eating frequency, weight, and health. Nutr Rev. 2009 Jul;67 (7):379-90. *Bellisle F, McDevitt R, Prentice A. Meal frequency and energy balance. Br J Nutr. 1997 Apr; 77 Suppl 1:S57-70.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *