Mis 10K en el Maratón de Mont-Blanc

Hola!! Cómo están?? Nos estamos poniendo en onda para el Trail de este domingo! Y para eso qué mejor que conocer la historia de una #runbellaviajera que estuvo en el Marathon de Mont-Blanc, si!! en Mont-Blanc!! Les presentamos a la Fran Salazar, actualmente triatleta, pero que de la mano de su Pololo, llegó a correr los 10K en esta hermosa Maratón ?Aquí les dejamos su experiencia!

El sueño partió meses atrás, cuando mi pololo postuló al sorteo para quedar seleccionado en los 42 km del Maraton de Mont-Blanc y para nuestra sorpresa…quedó!!!

Luego de recuperarnos de la emoción comenzamos a planificar nuestras vacaciones. Busqué en la página web de la carrera a qué distancia me podía inscribir sin postular por sorteo…solo quedaba cupo en 10 kms, así que rápidamente, y sin pensarlo mucho, me inscribí.

Actualmente estoy entrenando full triatlón, tratando de conciliar los tiempos de piscina, rodillo, pedaleos y trote, por lo que mi idea de entrenar en cerros para preparar la carrera quedó en eso, solo una idea. El día del viaje me di cuenta que no entrenaba ni competía en cerro hace más de 1 año…en fin…asumí que no iba con el objetivo de hacer tiempo, sino que iba a disfrutar…

Después de un largo viaje en avión y bus, llegamos a Chamonix, un pequeño pueblo de montaña, con muchas actividades: ski, alpinismo, trail, deportes acuáticos, bicicleta de montaña, visitas a glaciares, restaurants…y el impresionante Mont Blanc de fondo, dándonos la bienvenida.
Disfrutamos un par de días en modo turista, un poco asustados ya que Europa estaba en plena ola de calor, con alertas naranja y roja por el sector, y presentíamos que eso podía afectarnos. Fuimos a la expo, ambos nerviosos buscando nuestro número de competidor, con gente de todas partes del mundo, emocionados y felices por la posibilidad de estar ahí…

Y llegó el día de la carrera…que estaba programada para el día sábado a las 13:00. Salimos del departamento a las 10 de la mañana, y nos fijamos en la temperatura…34°…nada alentador…al llegar a la partida/meta, los organizadores avisaron que por la ola de calor iban a entregar hidratación en el km 5, además de recalcar que lleváramos mucha hidratación por nuestro lado…

Y partimos!!! Los primeros kilómetros del recorrido fueron por senderos amplios y demarcados, por lo que era mucho más fácil poder correr…maravillosos paisajes rodeados de cerros, árboles y bordeando el rio Arve. Luego comenzamos a ascender por senderos estrechos, llenos de piedras y vegetación que hacía imposible adelantar o parar…íbamos subiendo leeeento, en fila india, agradeciendo la sombra y el pequeño descanso. El descenso también fue lento, muchas piedras sueltas y senderos angostos hacía imposible sobrepasar a alguien con seguridad…sentí mi temor a bajar rápido y mi falta de entrenamiento en cerros…en fin, ya estaba ahí y había que disfrutar…

Salimos del bosque y el sol y las altas temperaturas se hicieron sentir…Afortunadamente la organización colocó ese punto de hidratación extra en el km 5, donde paré a tomar 2 botellas de agua, y a seguir aguantando…los kilómetros restantes eran en senderos amplios y planos, por lo
que pude comenzar a correr mas rápido, con ganas de llegar pronto a la meta… en los últimos 3kms, mucha gente alentaba con sus gritos: “Allez, Allez Francisca”, gracias a que los dorsales llevaban impreso el nombre…ese pequeño detalle te animaba a seguir corriendo con más ganas, además de saber que la meta estaba próxima.

Comencé a escuchar la voz de los animadores y la música, hasta que llegué a la explanada donde estaba la partida/meta, y “le metí pata” hasta llegar por fiiiiin!!! Isotónicos, duchas con agua fría, frutas, mi medalla y Max me esperaban en la llegada!!! Feliz de haber logrado llegar digna, sin caerme en el cerro, habiendo disfrutado los hermosos paisajes y el ambiente de carrera, pero consciente de la importancia del entrenamiento en cerro y de cómo podría haber disfrutado más la carrera.

La celebración fue al día siguiente. Mi pololo corrió los 42 kms, también con altas temperaturas; la organización adelantó su horario de salida a las 6:00 am. Un recorrido de alta complejidad, con un desnivel acumulado del terror, pero finalmente logró su objetivo…y con pizzas y vino celebramos el haber logrado la meta, nuestras medallas, y nuestras vacaciones!!!

Muchas gracias Fran por compartir tu experiencia con nosotras!! Que hermosos paisajes nos entrega la naturaleza! A nosotras ya nos dieron ganas de correr un trail y a uds??

Un abrazo ? Runbella

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *