¿Qué es la actividad física? ¿Soy inactiva físicamente?

“… Yo sólo corro”; “yo me inscribí a “x” maratón”; “A nooo, yo solo camino 3 veces a la semana”; “Yo hago zumba”; “Yo voy al gimnasio y tomo clases cuando puedo” …”.

Estos y más son ejemplos que damos hoy para referirnos a nuestra vida “deportiva” o activa físicamente. Pero ¿Qué es la actividad física? ¿Qué determina que una persona sea más activa que otra?

La actividad física se define cómo cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía (OMS), es decir, cualquier tipo de actividad que requiera que nos movamos se considera cómo actividad física.  Desde levantarme a hacer la cama hasta correr todos los días programadamente.

Pero ¿De qué me sirve ser activa(o) físicamente? Impacta directamente en tu salud y calidad de vida: reduce riesgos de enfermedades al corazón, cáncer de mama y colón, ayuda a mejorar tu estado de ánimo y por ende disminuir la probabilidad de tener depresión, ayuda a todos los rangos etarios mejorando tu salud ósea y funcional (poder hacer cosas todos los días y mantenerte activa(o)), en el caso de adultos mayores ayuda mucho a disminuir el riesgo de caídas (que pueden producir lesiones invalidantes como las fracturas). Y sin dejar atrás que es clave para determinar el gasto energético de cada uno y fundamental en el equilibrio calórico diario y el control de peso.

Existen distintos tipos de actividades físicas (de transporte activo, laboral, de tiempo libre, tareas domésticas y/o juego), el deporte es un tipo más de actividad física. Es decir, no necesariamente porque no practiques algún deporte eres “inactiva” físicamente. Sabemos bien que hoy en día tener el tiempo disponible para dedicarte al deporte es un privilegio y no todos lo tienen a su alcance. Es por eso por lo que como Runbellas queremos darte distintas opciones para que puedas ser activo físicamente y tener consigo los beneficios que esto implica (mira en la tabla al final del post cuales son las recomendaciones generales según rango etario). Te damos las siguientes ideas:

  1. Sube y baja escaleras buscando sumar y acumular minutos de actividad física.
  2. Si tienes la opción de bajarte 5 o 6 cuadras antes de tu trabajo, hazlo todos los días y suma más minutos de actividad física.
  3. Intenta planificarte y salir a caminar, comenzar a correr o andar en bicicleta algunos días (te recomendamos 3 o 4 para partir) buscando sumar la cantidad de minutos necesarios.
  4. Si no tienes tiempo, busca juntar minutos en tareas domésticas cómo barrer por 20 a 30 minutos, mover muebles, hacer camas, sacar a pasear a tu perro, jugar con tus hijos, etc. Siempre hay alguna opción que te permitirá realizar actividad física.
  5. Si definitivamente el planificarte y hacer actividad física de cualquier tipo es imposible para ti. Participa en nuestra comunidad Runbella®, donde realizamos actividades grupales entre mujeres todas las semanas en distintas regiones (mira nuestro calendario aquí: https://runbella.cl/eventos/). Planifícate, ven a compartir con nosotras, buscamos intercambiar experiencias, buena onda y que te motives a dedicar tiempo de calidad a tu salud.

Espero que les haya servido y gustado este blog, las(os) leo para estar atenta al feedback y dudas que pudiesen tener.

Cariños a todas(os), la Jesu kine ❣️

✆ +56982325128

@lajesukine

lajesukine@gmail.com

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *