Race Report New York City Marathon 2019

“No hay palabras para describir lo que es terminar un maratón”. Cecilia Varela, Warkne Running Team

Hace un poquito más de una semana, se corrió la famosa maratón de Nueva York, donde estuvieron varias nuestras #runbellas. Aquí la experiencia de Ceci Varela, la mejor chilena en esta ocasión que nos cuenta con detalle todo lo vivido, antes, durante y después de la carrera! Increíble y emocionante!

Con mi equipo, Warnke Running Team, a cargo de los coaches Carlos Warnke y Valeria Argandoña, iniciamos la pretemporada el 1 de Mayo. Fueron 6 meses de entrenamientos que se basaron principalmente en pista dos días por semana, trabajo de escaleras, gimnasio y los fines de semana fondos o largos. Semana por medio tenía masaje con el gran Claudito (@abacaximasoterapia). Debo reconocer que somos afortunados de entrenar en Santiago por la altimetría que tenemos. Mucho falso plano y subidas a cerros, creo que fue fundamental para enfrentar el circuito de New York.

En cuanto a mi alimentación estuvieron a cargo las nutricionistas deportivas Melissa Ross y M. Soledad González, hicieron un gran trabajo y logramos en 3 meses los objetivos planteados. Melissa es corredora y entrenamos juntas en el mismo team.

En 6 meses me propuse bajar 6 minutos, con respecto a mi última maratón que fue Boston, pero más que el tiempo en sí, lo importante era disfrutar del proceso y por supuesto de esta fiesta.

La maratón de New York tiene varios puntos que la caracteriza y la hace única. El primero es que es uno de los circuitos más difíciles en cuanto a altimetría. Expertos dicen que este circuito no es para ir a buscar marca o personal best. Al haber corrido Boston y New York este mismo año, mi opinión es que New York es un poco más compleja, aunque el enfrentamiento o táctica son muy similares, ir controlada al principio para guardar piernas o energía en la fase final. Otro punto que la destaca es que es la más grande en cuanto a gente que participa. Corren cerca de 53.000 personas. Pero lo que realmente la caracteriza es el gran apoyo de la gente. Más de 1 millón de personas salen con carteles a alentar a los corredores, realmente se vive una gran fiesta deportiva.

Llegó el momento de partir a New York. Viajamos con mi esposo Raimundo Díaz, quien también corrió la maratón. Logró bajar 23 minutos su tiempo con respecto a su maratón previa. Llegamos el miércoles para disfrutar de la ciudad. El jueves nos dirigimos a la Expo a buscar el dorsal. Me encanta esta instancia donde compartes con otros corredores, se siente la ansiedad. Ya no queda nada. El viernes con Raimundo tuvimos la suerte de ser invitados al Parade of Nations. Es un desfile en el Central Park donde participan todos los países que correrán la maratón que son aproximadamente 150. Tuve el privilegio de ser la abanderada de Chile.

 

El sábado nos juntamos con el resto del team. En total éramos 9 corredores de WRT. Hicimos un trote de activación de 5 K. Usamos el circuito de la corrida Abott Dash 5K. Recorrido que parte en las Naciones Unidas y termina en la línea de meta de Central Park. Estuvo muy entrendido y se logró bajar un poco la ansiedad pre competencia. Compartimos con los chicos, sacamos la foto oficial y nos fuimos a descansar al hotel para nuevamente juntarse a cenar. En la noche previa a la carrera me doy una tina de hielo de 10 minutos. No falla.

Mi tía Ximena Frigerio, quien nos visitó de New Jersey estuvo con nosotros compartiendo todo el fin de semana y nos hizo barra en algunos puntos de la carrera. Tremenda nuestra tía.

Llegó el tan esperado día. Pusimos el despertador a las 04:30 hrs. El bus pasaría por nosotros a las 5:30 hrs. preparamos desayuno para comerlo después. Llegamos a la Village en Staten Island muy temprano, hacía frío, pero estábamos preparados. Había café y baguels por montón. Dunkin nos regaló un gorro para no perder temperatura. En esta espera estuvimos junto a Raimundo y Milton Mella, compañero del team que tuvo un tremendo debút en maratón, logrando un gran resultado. Con Milton nos pusimos a precalentar para encajonarnos temprano. Llevamos ropa vieja y mantas para abrigarnos y previo a la largada se deja en un contenedor para que sea donada. Tips de mi gran amiga y compañera de team Patricia Navarro, quien había corrido el año pasado. Pasados las 09:40 largamos con la canción de Frank Sinatra “New York, New York” como fondo. Realmente es muy emocionante todo lo que se vive. Ya había llegado el tan esperado momento, de correr New York.

Partes e inmediatamente te enfrentas al primer puente de 5, Verrazano Bridge. Éste tiene un ascenso de 1600 mts. La idea era subir cada puente 20-30 segundos más lento que ritmo maratón y bajar 10 segundos más rápido. Y eso se logró. Siempre controlada, para no perder energía. Al llegar a Brooklyn se vive una fiesta. Al ir avanzado se aprecian los distintos barrios y la gente full motivada apoyando y gritando tu nombre.

La primera mitad es la ruta más plana del circuito. La marca de los 21K justo está sobre el puente Pulaski, 2do puente que te lleva a Queens. Al cruzar la media maratón me di cuenta que iba 1 minuto más lento de lo que debía haber pasado. En ese momento pensé que no lograría bajar las 3 hrs, pues la
segunda mitad es considerablemente más difícil, así que finalmente decidí no mirar más el reloj y me fui corriendo a sensación, tratando de mantener el ritmo. Creo que fue la mejor decisión que pude haber tomado.

Al salir del puente llegas a la 1era avenida. Fue muy emocionante sentir el apoyo de miles de personas. Te da mucho ánimo para lo que sigue. Esta etapa es dura porque son 5 k de puro falso plano. Llegas al km 31 y pasas el 4to puente Willis que te deja en el Bronx, barrio para mi gusto bien motivado, pero sólo estas 2K y finalmente el 5to puente Madison en el km 33 que te trae de vuelta a Manhattan. Los últimos 10K son los más duros. Cuando entras a la 5ta avenida tienes una subida de 1600 mts que pucha que me costó. Lo único que pensaba era en no aflojar, mantener el ritmo. No queda nada. Entrando a Central Park ya sabes que estás por terminar sólo quedaba disfrutar y vivir el momento. 3.5 K ondulante, pero que se pasaron volando. Tenía un isquiotibial muy apretado que pensé que me venía un calambre en cualquier momento. En esta etapa pasé a muchos corredores, varios acalambrados y caminando. Lo más probable es que
partieron muy rápido en la primera mitad.

Al ver la línea de meta apuré el ritmo al máximo. Finalmente crucé en 02:58:05. No lo podía creer. Me entregaron la medalla y abracé fuerte a la chica que me la dio. Lloraba de felicidad.

Avanzando unos metros me encuentro con un chileno Ricardo Olivares, nos abrazamos y nos fuimos juntos al hotel para esperar al resto de mi compañeros y a mi Truly (esposo).

Después su merecida Hamburguesa con papas fritas y a celebrar con el resto de los chilenos a un pub.

No hay palabras para describir lo que es terminar un maratón. Sólo decir que soy una agradecida de la vida por darme la oportunidad de vivir estas experiencias. Es un hermoso, pero duro circuito, sin lugar a duda una maratón que hay que hacerla al menos una vez en la vida.

Completo mi octava maratón, quinta Major. Me queda Tokyo que será en Marzo del 2020 y nuevamente la correré junto a mi truly.

Además les pasamos un tip! Ayer estuvo en Runchile TV contando toda su experiencia, así que si quieren verla, pueden ir a ver el programa en este link!

Con amor Runbella❣️

2 thoughts on “Race Report New York City Marathon 2019

  1. Olga frigerio says:

    Una runner, muy muy disciplinada , en lograr sus objetivos , con una tremenda fuerza interior, con una gran motivación para correr ordenada hasta en su alimentación aguerrida Pero por sobre todo una Mujer Feliz de poder Correr La mejor grande Tursi Tqm.

  2. Francisco J Varela Castex says:

    Orgullosos de nuestra hija,en realidad de los tres,Francisco ,Ingeniero Agrónomo,Carolina Psicóloga y Cecy médico cirujano con especialidad en anestesiologia Ella antes practicaba fuerte el tenis,fue campeona de Chile menores copa milo en singles y dobles y varias veces subcampeona.Se ganó una beca a USA para jugar tenis por la U.Lousiana Lafayette y estudiar medicina,Dos años después Cecy buscó cupos para chilenos que estudian en el extranjero y pudo ingresar a la UDP donde se recibió de médico y después hizo la especialidad en la USACH donde egresó con excelentes notas.Por motivos de sus estudios y profesión dejó un poco el tenis y empezó un nuevo y emocionante deporte:las maratones.Gracias hijos por habernos dado tantas alegrías y satisfacciones.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *