¿Quieres vivir la experiencia del running? 🏃‍♀️🏃‍♀️¡Te acompañamos desde el KM 0! 💕

¿Quieres empezar a hacer ejercicio y no sabes cómo partir? ¡Sigue leyendo!

A muchas nos ha pasado que vemos a otras mujeres llenas de energía, haciendo ejercicio, super motivadas y pensamos, «Ay que ganas de hacerlo también» o «que ganas de tener la energía que tiene ella para hacerlo» o le dices a tu amiga «ay amiga te admiro, yo no soy capaz, no tengo tiempo o no me dan las ganas».
Bueno para que sepan, las ganas de hacer ejercicio se van dando de a poco. Incluso para aquellas que tienen el hábito de hacer ejercicio, hay veces que no hay ganas, ya sea por el frío, el calor o la flojera que nos gana. Obvio que hay veces que lo único que queremos es quedarnos acostadas viendo una película (¡bueno eso no está mal hacerlo de vez en cuando también!).

¡Para todas aquellas mujeres que tienen ganas de hacer ejercicio y no saben cómo partir, el running es la mejor opción! ¿Tienes zapatillas en tu closet? ¡Si tu respuesta es sí, estamos listas!

El running, aparte de ser un muy buen ejercicio para mantenernos en forma, es un «lifechanging» o un transformador de vida, es el puente perfecto para ser feliz, tener más confianza en nosotras y andar con más energía por la vida ...Es lo que te aporta el running, ya que fortalecen los pilares del que yo llamo el triángulo de la felicidad: cuerpo, mente y espíritu.

El running, tiene el poder de que, al ir avanzando, sin importar a la velocidad que vayas, ya ves un progreso, un paso adelante del otro, ¡es avance!
¿Pero qué podemos hacer para partir? Aquí te dejo 5 consejos para que vayas a buscar tus zapatillas y salgas a dar una vuelta a la manzana:

  1. No te preocupes de la velocidad. Si vas corriendo y te cansas, camina un minuto y vuelve a correr otro ratito. De a poco vas a sentir que tu cuerpo aguanta más tiempo corriendo y menos tiempo caminando.
  2. Ponte un objetivo, y que ese objetivo sea realista. Por ejemplo, si nunca has corrido, podría ser correr 10-15 minutos a un ritmo suave 2 o 3 veces a la semana.
  3. ¡Si tienes una amiga cerca con quien correr, invítala! Siempre es mejor comenzar corriendo acompañada ya que así se motivan mutuamente. Pueden hacer un calendario entre las dos y salir a correr un ratito 3 veces a la semana.
  4. Deja de ver el ejercicio como una tortura o algo fome. A veces, pensamos en que hacer deporte es un sufrimiento. Velo como un regalo para ti misma, un regalo para tu corazón, tu cuerpo y tu mente, solita vas a sentirte agradecida por haberlo hecho.
  5. Al terminar has un ticket en tu calendario o pon una estrellita. ¡Vas a ver que a medida que se vaya llenando tu calendario de estrellitas vas a querer verlo lleno! Es increíble volver a ser niñas a veces, cuando nos ponían estrellitas en el jardín :) cuando hacíamos las tareas.

¡Inténtalo! ¡Y cuéntame cómo te sientes después de correr!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados